Diferenciarse o morir

saltar al vacio emprenderEmprender es como dar un paso al vacío, sin saber a dónde nos va a llevar, lógicamente cuando impulsamos una iniciativa y vamos a emprender por primera vez o vamos a desarrollar un servicio o producto nuevo en el que hemos invertido tiempo y dinero, debemos hacerlo en algo que sabemos, que tenemos formación en ello y / o experiencia, pero el salto al vacío está ahí.

Aún así, cuando tenemos una idea y damos un paso adelante para emprender es importante tener claras varias cuestiones, porque lo que es evidente es, que no todo el mundo sirve para emprender, uno puede saber mucho y tener una dilatada experiencia en algo, pero es incapaz de tener iniciativa para ello.

Por un lado para emprender, lo primero que debemos tener muy claro es qué queremos hacer, qué vamos a desarrollar, qué servicio o producto vamos a realizar y ofrecer. Se empieza por una idea a desarrollar, es un sinsentido abrir una empresa, darse de alta como autónomo y levantarte cada mañana sin saber qué hacer, pero los hay, hay gente así y las consecuencias son terribles.

En segundo lugar debemos tener claro a dónde y a quién nos queremos dirigir con lo que vamos a desarrollar, saber geográfica y demográficamente a quien va dirigido lo que vamos a emprender, porque nada tiene que ver el público infantil, que el ejecutivo, no es lo mismo una tienda en el centro de tu localidad, que una tienda online, …

También es importante saber cuáles son las herramientas que vamos a utilizar y con las que vamos a llegar a nuestros futuros clientes, a nuestro público objetivo, y en ello entra todo lo que pueda pasar por tu cabeza: desde una web, a una oficina o tienda física, si hacemos folletos, si realizamos inserciones en prensa escrita, o invertimos en cuñas, vallas publicitarias, revistas, patrocinios, organizamos eventos, … hay decenas de opciones para darnos a conocer, pero cuando vamos a empezar un proyecto empresarial, es una cuestión esencial a tener en cuenta.

Y finalmente Qué nos diferencia del resto, aunque he dejado la diferenciación en el último punto ésta es si cabe la más importante. Sabemos el servicio y producto que vamos a desarrollar y ofrecer, sabemos y conocemos al público al que nos dirigimos y por supuesto ya sabemos cómo llegar a él, y los canales que vamos a utilizar, todo ello es fantástico y ¿ahora qué? ¿cómo lo vendemos? ¿qué destacamos? ¿qué aportamos de valor? ¿qué nos diferencia de nuestra competencia? O ¿lo que hacemos es único?

Casi está todo inventado, pero las oportunidades que tenemos a nuestro alcance innovando, con creatividad, aportando valor,… son increíbles, y están ahí, a nuestro alcance, pero debemos encontrarlas y explorarlas y desarrollar nuestra iniciativa emprendedora teniendo todo esto en cuenta, porque de tenerlo a no tenerlo en cuenta, es lo que nos puede garantizar el fracaso o el éxito.

Vaya por delante que el riesgo, el miedo al fracaso, el error, siempre está ahí pero emprender lleva todo ello intrínseco consigo y eso para los que emprendemos es solo un aliciente más.

Anuncios

Acerca de Carolina San Miguel

Mujer emprendedora, formándome constantemente, me gusta la marca personal, comunicación, el marketing, el storytelling, la gestión de eventos, el mundo de la formación, el coaching, y todo lo relacionado con la empresa.
Esta entrada fue publicada en EMPRENDEDURISMO, MARCA PERSONAL y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s