Los siete poderes

hacerCreo que ya es de todos conocido lo que me gustan los libros de Alex Rovira y más después de haberlo podido disfrutar en directo a finales del año pasado en Valencia.

Pues bien, ayer acabé de leer “Los siete poderes” una lectura bastante distinta a las que me tenía habituada Alex Rovira en otros libros, ya que, se trata de una fábula, como un libro para niños pero con mucho de reflexión y análisis interior.

Al principio reconozco que no me enganchó demasiado, pero poco a poco lo he leído de un tirón, también tengo que reconocer que después de una primera lectura, es absolutamente recomendable, una segunda, porque aunque me he tomado notas, seguro que se me han escapado decenas de detalles interesantes.

Y además, sin pretenderlo me ha venido muy bien para un ejercicio que tengo pendiente de realizar, y es por ello, que voy a destacar algunas de las reflexiones que se detallan a lo largo del libro y que en privado desarrollaré a un nivel más personal.

El fracaso o el error no existen: es un proceso de aprendizaje necesario e incluso divertido para convertirse en lo que pueden llegar a ser. No importa cuáles sean tus talentos: sólo la acción le da vida. Ante el dilema entre hacer y no hacer, no lo dudes: ¡Haz, haz, haz!. Comparto totalmente esta afirmación, uno puede ser un crack haciendo algo pero si no lo lleva acabo ¿de qué le sirve?

Invierte el tiempo inteligentemente, pero sobre todo elige según los dictados de tu corazón. Elige siempre en tu vida el camino del amor, el camino del corazón, ya que no hay hombre a quien el amor no haga valiente y lo transforme en héroe.

Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia. Uff que gran verdad, hasta en los mínimos detalles.

A menudo la idea que tenemos de nosotros mismos puede ser nuestra principal limitación.

Si quieres adivinar el futuro, créalo a partir de ahora… El futuro eres tú mismo, está en ti; tú decides su signo.

Escuchar es una de las cosas más difíciles de hacer. Para escuchar debes estar abierto al otro, sin perjuicios ni memoria, en entera disposición de comprender. Sólo los valientes saben escuchar de verdad y actuar en consecuencia. Porque no es lo mismo oir lecciones de nadie, que escucharlas, éstas……… te llevan a la reflexión y en ocasiones a actuar en consecuencia.

Cuando tenemos miedo sin peligro, inventamos el peligro para justificar el miedo.

Y esta frase…….. cuántas veces deberíamos tenerla en cuenta: Equivocarse es casi la única manera de aprender. A los humanos os iría bien sustituir la palabra “fracaso” por “aprendizaje para mejorar o cambiar”.

El mundo, tu mundo solo cambia cuando dejas de sentirte una consecuencia de él y decides ser causa. Yo no quiero ser un mero espectador en esta vida, yo quiero y deseo ser el protagonista de mi vida ¿y tú?

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Carolina San Miguel

Superadora de fracasos. Consultora y formadora en marca personal, comunicación, emprendimiento y gestión de eventos.
Esta entrada fue publicada en CAROLINA SAN MIGUEL MAS, LIBROS y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s